Imprimir

Edna Iturralde tiende un puente con otras culturas

 

Gabriel Flores Redactor (F-Contenido Intercultural)

La literatura de la escritora ecuatoriana Edna Iturralde está poblada de personajes e historias donde se aborda el mundo de la etnohistoria, la multiculturalidad y la interculturalidad. A través de libros como ‘Los hijos de la Guacamaya’, ‘Su corazón escapó para convertirse en pájaro’ o ‘J.R. Machete’ ha logrado tender puentes para que los niños y jóvenes conozcan más sobre las etnias y culturas del país y de la región. A criterio de esta autora, es importante aclarar que la literatura multicultural es la que representa a la presencia de diferentes culturas o etnias en un territorio compartido, mientras que la literatura intercultural pretende mostrar un punto de vista relacionado al mundo en general. Dentro de sus obras en las que se aborda el mundo de la interculturalidad están ‘Cuando callaron las armas’, ‘Las muchachas de la lluvia’, ‘Los pájaros no tienen fronteras-leyendas y mitos de Latinoamérica’ y ‘Entre cóndor y León’. “En este último -dice- se puede palpar las similitudes de las culturas americanas en las leyendas que son producto mestizo y las diferencias en los mitos que dan la razón del origen de las cosas y vienen de las culturas ancestrales”. Para Iturralde es importante que en la literatura infantil se hable de multiculturalidad e interculturalidad porque estas lecturas permiten que los niños incorporen nuevas reflexiones sobre personas que son culturalmente distintas. Esta autora ha enfocado su trabajo en las etnias achuar, shuar, huaorani, secoya, siona, quichua, cofán, cañari, saraguro y tsáchila. También en las culturas montuvias, chagras y afroecuatorianas. Uno de los aspectos que le parecen imprescindibles dentro de la literatura multicultural e intercultural es que sus historias estén basadas en la realidad. Para escribir sus novelas primero realiza un trabajo de investigación, “luego utilizo mi creatividad e imaginación para tejer historias basadas en una realidad histórica, antropológica y arqueológica. Uno de los aspectos que ve necesarios dentro de esta literatura es que se hagan publicaciones bilingües, porque esa sería una forma de “mostrar sensibilidad y respeto por las raíces indígenas”, dice. ‘Verde fue mi selva’ forma parte del canon de la Literatura Infantil y Juvenil Latinoamericana de los 10 Libros Indispensables del siglo XX. Cuatro de sus libros multiculturales forman parte del Common Core (currículo transversal), de Estados Unidos.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Diario EL COMERCIO en la siguiente dirección: http://www.elcomercio.com/tendencias/ednaiturralde-literatura-ninos-interculturalidad-obras.html.